108 0
108 0

‘Toy boy’, nueva serie original de Atresmedia Televisión, continúa su rodaje en la Costa del Sol. Unas grabaciones que se llevan a cabo íntegramente en localizaciones reales, que arrancaron el pasado mes de octubre y que se extenderán durante casi medio año. ‘Toy boy’ se estrenará en el prime time de Antena 3.

Málaga, Fuengirola, Vélez-Málaga, Torremolinos, Mijas, Marbella, Estepona o Benalmádena son algunas de las localidades que acogen las grabaciones de este thriller producido por Atresmedia Televisión en colaboración con Plano a Plano (‘Allí abajo’).

La nueva serie de Antena 3 está protagonizada por Jesús Mosquera, Cristina Castaño y María Pedraza, que encabezan un excepcional reparto en el que también se encuentran: Pedro Casablanc, María Pujalte, Adelfa Calvo, Elisa Matilla, Álex Gadea, José Manuel Seda, Javier Mora, Carlo Costanzia, Jose de la Torre, Raudel Raul Martiato, Juanjo Almeida, Carlos Scholz, Nia Castro, Cinta Ramírez y Virgil Mathet.

‘Toy boy’ está creada por César Benítez, Juan Carlos Cueto y Rocío Martínez. César Benítez, Sonia Martinez, Emilio A. Pina, Juan Carlos Cueto, Rocío Martínez y Emilio Amaré son los productores ejecutivos de esta nueva serie de Antena 3. Iñaki Mercero será el director principal de ‘Toy boy’ mientras que Juan Carlos Cueto y Rocío Martínez estarán al frente del guion.

Así son los toys de ‘Toy Boy’
HUGO (Jesús Mosquera)
El protagonista de la historia. Hijo de madre adolescente, y criado por su abuela en Madrid, siempre ha tenido que buscarse las castañas por sí mismo. No tarda en convertirse en un trozo de carne fresca lista para ser consumida por los privilegiados de Marbella.

Tras su paso por la cárcel toma una decisión: dejar de ser un juguete en manos de los demás, para dar un paso adelante y reclamar su lugar.

Endurece su cuerpo, sus puños y su corazón. A partir de ese momento, Hugo se convierte en el tipo al que hay que respetar y temer.

IVÁN (José de la Torre)
El dueño de la discoteca Inferno, donde Hugo trabaja como stripper. Fuerte y temerario, también divertido, el hecho de convertirse en cabeza de familia a una edad tan temprana hace que desarrolle un fuerte sentido de la responsabilidad que le lleva a cargar en sus espaldas los problemas de los demás.

Y esto le convierte también en alguien muy tozudo que cree tener siempre la razón.

Ex policía, fue expulsado del cuerpo por hacer lo que todos en la comisaría: sacar algo de beneficio de las incautaciones. Pero el conocimiento de los pasillos policiales vendrá muy bien a Hugo en más de una ocasión.

JAIRO (Carlo Constanzia)
Hijo y hermano de pescadores, a los doce años sufre un accidente en el mar y debido a un golpe en la cabeza pierde la voz. Jairo tiene sensibilidad artística; el baile es su forma de expresión, si hubiera nacido en otra familia podría haber hecho carrera como bailarín profesional, viniendo de donde viene, termina como stripper. Ejerce la prostitución porque no le queda más remedio y necesita el dinero, odia prostituirse, pero no consigue salir de ese círculo.

Encuentra en Andrea (Juanjo Almeida) una especie de alma gemela, alguien completamente diferente, pero que sufre como él. Los dos encuentran refugio en el otro.

GERMÁN (Raudel Raul Martiato)
Es un mulato espectacular nacido en Cuba. Vive la vida con intensidad sin preocuparse del futuro. Germán es un tipo tranquilo. Vive y deja vivir.

El más lúdico de los toy boys tiene hijos de varias relaciones, y varias relaciones que parecen no interponerse entre ellas. El cubano vive una libertad plena solo condicionada por el factor económico.

ÓSCAR (Carlos Scholz)
Él es la nueva incorporación de los toy boys. Es cuñado de Iván, novio de su hermana pequeña Lucía, y por tanto, pareciera que su estreno en el grupo de baile fuera un favor de hermano mayor: pero nada más lejos, este chico es una bomba sobre el escenario.

Óscar es un optimista empedernido y ve con ojos de novato todo lo que el mundo de la noche ofrece a un chico guapo como él, todo le resulta emocionante. Pronto comprenderá que el mundo del erotismo presenta un doble filo por el que es delicado transitar.

Así es ‘Toy boy’
Hugo Beltrán (Jesús Mosquera) es un stripper joven, guapo y despreocupado. Una madrugada se despierta en un velero, tras una noche de fiesta y excesos, al lado del cadáver quemado de un hombre. Es el marido de Macarena, su amante (Cristina Castaño), una mujer madura y poderosa con la que mantenía una tórrida relación sentimental de alto voltaje sexual.

Hugo no recuerda nada de lo que ocurrió la noche del crimen, pero está seguro de que él no es el asesino, sino la víctima de un montaje para inculparlo. Tras un rápido juicio es condenado a quince años de cárcel.

Siete años más tarde, en la cárcel recibe la visita de Triana Marín (María Pedraza), una abogada joven que, en representación de un importante bufete, se ofrece a ayudarlo, reabrir el caso y tratar de demostrar su inocencia en un nuevo juicio.

Hugo desconfía del ofrecimiento. ¿Por qué una empresa de abogados importantes iba a querer ayudarlo? ¿Qué quieren a cambio?

Triana consigue la anulación de la condena y Hugo sale de la cárcel, en libertad condicional y pendiente de la celebración de un nuevo juicio en el que tendrán que ser capaces de demostrar su inocencia.

A partir de este momento, Triana y Hugo tendrán que trabajar juntos para intentar desenmarañar una compleja trama que llevó a una persona inocente a la cárcel. Una relación que no será fácil. Pertenecen a mundos diametralmente opuestos; ella es una abogada con un futuro prometedor, trabajadora, responsable y brillante. Él un amo de la noche, expresidiario y considerado un asesino por todo el mundo excepto por él mismo. Una víctima que busca justicia… y venganza.

Prensa

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.