El total de accesos instalados de redes de nueva generación (Next Generation Access Network, NGA) alcanzó los 64,5 millones a finales de 2019. De estos, más de 54 millones fueron de fibra (FTTH). Dichas cifras representaron 7,5 millones de accesos nuevos respecto al año anterior, que corresponden en su totalidad a accesos de FTTH. España se sitúa en el grupo de países de la Unión Europea con mayor cobertura de fibra en la modalidad de fibra hasta el hogar (FTTH).

Esta mejora se reflejó en un aumento de las velocidades de las líneas de banda ancha contratadas. Casi el 82% de las líneas tuvieron una velocidad igual o superior a los 30 Mbps, frente al 74% del año anterior. El porcentaje de las líneas con velocidad de 100 Mbps o superior alcanzó el 76% frente al 59% del año 2018.

 

Aumento de las conexiones a Internet por líneas móviles
Durante el pasado ejercicio, 48 millones de líneas móviles accedieron a Internet a través de las redes móviles de comunicaciones. Esta cifra representó 2,1 millones de líneas más que en 2018. La mayoría de estas líneas, 46,7 millones, se conectaron a Internet a través de su teléfono móvil.

El 77% de las líneas que accedieron a servicios de banda ancha móvil lo hicieron a través de la tecnología 4G. A finales de 2019, se comenzó a ofrecer el servicio de acceso a redes 5G. No obstante, el lanzamiento de las primeras tarifas se produjo durante el último trimestre del año. La mayoría de los operadores de red en esas fechas aún no ofrecían esta tecnología a sus clientes. Por ello, en 2019 el tráfico registrado en las redes 5G fue prácticamente residual.

El mercado español continuó caracterizado por un elevado grado de empaquetamiento de sus ofertas comerciales, en especial las que combinan en un mismo paquete servicios fijos y móviles. Así, a finales de año, el 96,6% de las líneas de banda ancha estuvo comercializado con algún otro servicio.

Los paquetes cuádruples (telefonía fija y móvil y banda ancha fija y móvil) y quíntuples (telefonía fija y móvil y banda ancha fija y móvil y televisión de pago) representaron el 82,7% del total de los paquetes contratados con banda ancha fija.

 

Portabilidades
La facturación global del sector de las telecomunicaciones se situó en los 34.426 millones de euros, un 0,2% menos con respecto a 2018. Los ingresos minoristas se situaron en 25.075 millones con un descenso del 0,5% respecto a los del año anterior, mientras que los ingresos mayoristas–correspondientes a los servicios prestados entre operadores− aumentaron un 0,8%, hasta los 9.351 millones de euros.

Los cinco principales operadores de telecomunicaciones (Movistar, Orange, Vodafone, grupo Masmóvil y Euskaltel) acapararon casi el 85% del total de ingresos minoristas.

En 2019 se consolidó la situación de intensa competencia en los principales mercados de comunicaciones electrónicas. Así lo demuestran los elevados niveles de portabilidad, muy próximos a los registrados en un año récord como fue 2018. En concreto, se produjeron más de 9,5 millones de portabilidades de números móviles y fijos (ligeramente por debajo de los 9,8 millones de 2018). El Grupo MásMovil y los Operadores Móviles Virtuales (OMV) fueron los que registraron saldos positivos en el balance de portabilidad móvil.

Movistar, Orange y Vodafone acapararon el 76,8% del total de líneas móviles y el 83,6% de líneas de banda ancha fija, aunque perdieron cuota de mercado en 2019.

Por su parte, el Grupo Masmóvil continúo ganando clientes y consolidó su posición como cuarto operador de ámbito nacional: su cuota por líneas pasó de un 6,5% a un 9,4% en el mercado banda ancha fija y de un 12,4% a un 13,3% en el de la telefonía móvil.

Prensa

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.