42 0
42 0

cuatroEl día más importante para una pareja es el de su boda porque supone el triunfo de su historia de amor. A través de su nuevo programa, ‘Cuatro Weddings’, Cuatro ha conseguido estar presente en los enlaces de sus participantes y vivir junto a ellos este momento tan especial. Pero ¿qué sucede cuando entran en competición y acuden a las ceremonias de sus rivales? ¿Mostrarán su mejor cara o serán implacables? De su veredicto depende disfrutar o no de una luna de miel de ensueño. Para lograr el éxito, las novias lo darán todo en cada enlace de acuerdo a su personalidad y sus posibilidades: boda clásica, bodón, bodorrio, boda a escote… Hay tantos tipos de celebración como parejas de novios, eso sí: todas emocionantes.

Con este planteamiento arranca ‘Cuatro Weddings’, un exitoso formato que Cuatro produce en colaboración con Sr. Mono (‘Gipsy Kings’). Desde el próximo lunes 12 de noviembre (22:45h), el nuevo reality mostrará la ilusión y la competición, la expectativa y la realidad, la complicidad y la pasión de cuatro novias enamoradas y empeñadas, cueste lo que cueste, en alzarse con el premio del programa. Emoción, diversión, baños de realidad y momentos hilarantes serán los principales ejes del espacio, que también dará a los espectadores la oportunidad de ser testigos de los amores y resquemores de cada grupo de novias.

Un formato de éxito internacional
Creado originalmente por ITV, ‘Cuatro Weddings’ es un formato de éxito internacional emitido ya en 16 territorios. El reality se estrenó en Reino Unido en 2009 y desde entonces se ha emitido con éxito en Estados Unidos, Alemania, donde se programó en tira diaria, Australia, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Suecia, Italia, Ucrania, Canadá, Rumanía, Rusia, Israel, Sudáfrica y Francia, país donde también se emitía a diario y lideraba con un destacado 28% de share entre los espectadores de 15-34 años. Además de en España, ‘Cuatro Weddings’ se estrenará próximamente en Finlandia, Polonia y Croacia.

Una luna de miel de ensueño: el premio para la pareja ganadora
Además de las novias, ‘Cuatro Weddings’ cuenta con un protagonista añadido: el premio del programa, una luna de miel de ensueño en un pareja exótico que sólo ganará una pareja, la que consiga mejores puntuaciones en los elementos principales del enlace, del traje al banquete, pasando por el lugar de la celebración. Una imponente limusina blanca será la portadora de la nueva noticia. La novia que vea bajar a su marido de esta algo que solo se sabrá al final de cada programa.

La aparición de la limusina supone el fin de cada entrega. Antes, los espectadores habrán disfrutado de distintos tipos de enlaces: tradicionales, religiosos o exóticos, como el rito de las arenas; ancestrales, como los ambientados en la cultura celta o la Roma imperial; y también originales, como los dedicados al rock o a los años 80. En cuestión de presupuestos, los hay tanto elevados como low cost. Sin embargo, cada boda puede ser la mejor porque lo importante no es tanto el presupuesto como la ilusión y la autenticidad que transmite cada ceremonia y la empatía que fluye (o no) entre las novias protagonistas.

Una de las claves de ‘Cuatro Weddings’ es la cuidada combinación de cuatro perfiles de novias muy distintas. Habrá novias discretas y otras que darán mucho de qué hablar; temperamentales y tranquilas; amigas y rivales para siempre. Algunas seguirán manteniendo una relación al acabar y otras no querrán saber nada de sus competidoras. Aún con sus diferencias, todas han preparado con esmero su gran día y participan en el programa convencidas de que su boda es la mejor. En ese momento, empezarán a mostrar sus verdaderas caras porque no van a perder nunca la referencia de la competición. Serán jueces de lo que ocurra en las bodas de sus rivales y no van a perder ni un detalle, por insignificante que pueda parecer.

La competición
Puntuar cada boda será una tarea ardua para las contrayentes, que tendrán que valorar del 1 al 10 los aspectos más importantes de cada celebración, empezando por el modelo nupcial y acabando por el evento en sí mismo.

El vestido de la novia
Una de las cosas más importantes para una novia es su vestido. En ‘Cuatro Weddings’ los espectadores asistirán a un verdadero desfile de modelos nupciales. Los habrá de todo tipo: con diseñadores de postín o con diseños de segunda mano comprados en internet; con y sin cola; blancos y radiantes, coloridos, brillantes, austeros, aflamencados y hasta en modo bikini-nupcial. Pero, además, como es sabido, el mejor complemento de la novia es el novio. Las contrayentes también se fijarán en los novios de la competencia, que serán, de hecho, uno de los grandes activos de cada boda, además de una fuente inagotable de emotivas sorpresas.

El lugar de la celebración
El espacio que cada pareja elige para celebrar su boda será muy importante para las rivales. Cada novia mantiene una vinculación especial con el lugar elegido, desde el maravilloso entorno de la Alhambra o la catedral de Palma de Mallorca hasta un romántico bosque, el Acuario de Barcelona o la finca de un vecino. Cualquier entorno puede ser el escenario ideal de ‘Cuatro Weddings’. Las novias también tendrán en cuenta otros factores, como el entorno o la accesibilidad. ¿Está cerca del lugar de la ceremonia o hay que superar una gymkana de transportes? Todas estas variables harán que una boda consiga mejor o peor puntuación.

El banquete
Uno de los aspectos críticos de cualquier boda: el banquete. No es sólo lo que se come, es el principal indicador del poderío de los contrayentes. Pero el presupuesto no será lo más importante, sino el gusto de las novias rivales, la calidad y la ejecución de los platos, lo adecuado del menú… En ‘Cuatro Weddings’ los banquetes están cargados de sorpresas, de bailes, de regalos o de actuaciones musicales. En algunos, los invitados apenas tendrán tiempo para comer y en otros no comerán por decisión propia. Lo frío no siempre estará frío y lo caliente, tampoco. Habrá platos sorprendentes, menús arriesgados, otros más tradicionales y otros más propios de un aperitivo que de una celebración matrimonial.

El evento
Todos los aspectos que no se hayan puntuado hasta el momento tendrán cabida en este apartado. Cada novia puede valorar lo que considere más relevante: si la ceremonia ha sido emotiva, si se han sentido arropadas por el resto de los invitados o si se han divertido en la fiesta. Aunque no parezcan los aspectos más importantes de la celebración, los espectadores comprobarán que, como suele ocurrir, a veces la diferencia está en los pequeños detalles y en la originalidad de cada propuesta.

Teté Delgado, la voz en off
La narración de Teté Delgado logra unificar y dar sentido a todas las historias que convergen en las diferentes bodas. Desde el primer momento, el off de la actriz gallega se convierte en la voz y el referente del programa, añadiendo las dosis justas de ironía, sorpresa y emoción.

En la primera entrega: gitanos y payas, en modo íntimo, con honores militares y buenas-bonitas-y-baratas
‘Cuatro Weddings’ comienza con una boda religiosa-militar, una íntima-familiar, una gitano-paya y la boda de las ‘3 Bs’: buena, bonita y barata. En esta última los contrayentes son Toñi, de 41 años, y David, de 39, una pareja de moteros de Vallecas. Para ellos, el dinero no es lo más importante a la hora de organizar una boda, sino las personas con las que vas a compartir ese día. Se casarán en una ceremonia civil y sus invitados serán “acompañantes”, ya que han contribuido en la financiación del evento.  Diversión, libertad y mucho amor serán los puntos fuertes de esta boda para conseguir la preciada luna de miel.

Abigail y Nacho son los protagonistas de la boda religiosa-militar. Se casan en A Coruña, en la iglesia del colegio donde la novia estudió e hizo la Primera Comunión y donde se casaron sus padres. Se trata de un enlace tradicional que también tendrá sus notas discordantes y en el que convivirán los uniformes de la guardia civil con los peculiares estilismos de los invitados más cool.

Beatriz y Cristian son la pareja más joven de la primera entrega de ‘Cuatro Weddings’. Se casan en Granada, en la Iglesia de la hermandad a la que ambos pertenecen, por lo que la Semana Santa estará muy presente, pero también las costumbres gitanas, propias de la familia del novio. La de Beatriz y Cristian será una boda de postín que se celebrará en el Club de Campo de Granada nada más y nada menos que ante 500 invitados, muchos menos que los asistentes al enlace de Vanesa y Sergio. Esta pareja lleva 17 años de relación y tienen dos hijos en común. Después de formar una familia, han decidido casarse para renovar su amor y para cumplir el sueño de Vanesa de casarse vestida de blanco. Al enlace civil sólo asistirán los amigos más íntimos, la familia y por supuesto, las novias rivales. Será una boda emotiva donde las haya en la que los invitados se implicarán al máximo para que los novios no olviden nunca su gran día.
Lunes 12 a las 22.45h

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.