117 0
117 0

La mañana del 15 de julio de 2008, la Policía de Florida recibe la llamada de Cindy Anthony, que asegura no haber visto a su nieta Caylee desde hace 31 días. La pequeña tiene 3 años y hasta ese momento vivía con su madre y sus abuelos.

En octubre de ese mismo año la madre de la niña es acusada de asesinato en primer grado. 2 años después es declarada ‘no culpable’ de la muerte, pero sí de cuatro delitos menores por haber proporcionado información falsa a la Policía.

En este especial los abuelos hablan con Elizabeth Vargas, revelan cómo son sus vidas después de la tragedia, revisitan lugares clave, como el bosque donde aparecieron los restos de Caylee, y, por primera vez, declaran ante las cámaras la complicada verdad sobre su relación y tensión con su propia hija.
Domingo 27 a las 22.15h

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.