355 0
355 0

netflixLa segunda temporada de The Crown se ha estrenado este viernes en Netflix, justo después del escándalo de Kevin Spacey y su salida de House of Cards, cuya última temporada prescindirá del actor. Si la serie original de House of Cards se localizaba en Londres y versaba sobre los tejemanejes políticos británicos, The Crown retoma esta temática, aunque centrada en la figura de la familia real británica y los hechos históricos que han rodeado el reinado de Isabel II.

En esta nueva temporada, la reina Isabel II se enfrenta a nuevos retos, tanto personales como relativos a la corona. La comunicación comienza a convertirse en una pieza clave en el reinado de Isabel II, que vendrá acompañada por los avances tecnológicos a los que tendrá que adaptarse para hacer frente a los diversos escándalos que les han azotado a lo largo de las últimas décadas. También comprenderemos el porqué de muchas de las decisiones que ha tomado la casa real británica a lo largo de su reinado.

La interpretación de Claire Foy es impecable, recrea la forma de expresarse de la reina Isabel II a la perfección, tanto en el lenguaje como en el plano gestual. Matt Smith sabe quedarse relegado a un segundo (o tercer) plano, al igual que el duque de Edimburgo, a quien da vida en la ficción, aunque veremos cierto protagonismo en la educación de su hijo Carlos. Vanessa Kirby es la gran revelación de esta segunda temporada, donde adquiere algo más de protagonismo y comprenderemos mejor cómo es tener que vivir a la sombra de su hermana, la reina.

Una serie que relata con minuciosidad la vida de la actual reina de Inglaterra, con sus luces, sombras y claroscuros. De una reina que no sabía nada de la vida a una reina que aprende a base de las adversidades que se le plentean.

The Crown es la nueva joya de la corona de Netflix.

Héctor Prades

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.