54 0
54 0

En los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000, España logró la Medalla de Oro exhibiendo un juego muy superior al de sus rivales. Al cabo de un tiempo se descubrió que uno de los integrantes del equipo, Carlos Ribagorda, en realidad era periodista y se había infiltrado en la plantilla para denunciar lo que haría público en un reportaje: 10 de los 12 componentes de aquella selección, entre ellos él mismo, no sufrían ningún tipo de discapacidad. España perdió la medalla, los atletas con discapacidad intelectual (DI) vieron comprometida su presencia en eventos paralímpicos durante mucho tiempo, y después de Sidney 2000 el llamado Baloncesto DI no ha vuelto a ser disciplina paralímpica.

El próximo viernes 8 de febrero Filmin estrena el documental “King Ray”, que da voz al capitán de aquel equipo, uno de los dos jugadores que sí sufría una discapacidad intelectual: Raymond Torres. La suya es una historia de sacrificio y superación que sirvió de inspiración para “Campeones”, la taquillera comedia de Javier Fésser.

El fraude de Sidney 2000, considerado por The Guardian como una de las 10 mayores mentiras de la historia del deporte, es además recreado en otra película que llega este viernes a la cartelera española, la francesa “Todos a una”. Como afirma uno de los testimonios del documental, el conocido periodista Quique Peinado, sorprende que un escándalo de tal magnitud, “que encierra tantos matices humanos y deportivos”, no haya generado en nuestro país el ruido mediático que hubiese merecido.
Desde viernes 8

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.