163 9
163 9

vodafoneHemos vivido muchas guerras del fútbol. Muchas. Tantas que ya se nos ha hecho habitual que el tema de los veranos sea quién va a ofrecer los partidos y por cuánto. Pero esta vez la guerra es muy diferente.

Normalmente se buscaba atacar, ofrecer un paquete deportivo atractivo (no necesariamente barato) y conseguir nuevos abonados o aún mejor, quitárselos a la competencia. Pero el pasado día 16 de julio, Vodafone tiró la bomba y decidió no renovar los derechos de emisión del fútbol para la próxima temporada.

Desde entonces, comienza una batalla entre empreasas pero a la defensiva, intentando perder el menor dinero posible o sacar algo a río revuelto. Desde el operador rojo indican que abandonan el fútbol porque las cuentas no les salen pero ¿será verdad?

No nos cabe duda que dentro de los departamentos de márquetin y estrategia de estas compañías habrán medido los números al céntimo, pero desde Neeo hemos intentado hacer esas mismas cuentas con algo menos de rigor (y una calculadora del chino, que tenemos poco presupuesto) para saber hasta qué punto ha sacudido esta decisión los pilares de la TV de pago.

Las cuentas de Orange

Una de las opciones más claras para el «futbolero defraudado» con Vodafone, es sin duda Orange. Recientemente se ha confirmado que este operador va a mantener la totalidad de derechos del fútbol que mantiene pero también ha sufrido el otro filo de la espada y conocemos que ese mantenimiento le va a salir a 80 millones de euros por temporada de sobrecostes, debidos a la mencionada renuncia de Vodafone.

Tomando el gasto medio de un abonado a Orange, esto significaría que los naranjas deberían atraer a, al menos, 115.000 abonados para poder cubrir los gastos de este sobrecoste. Y eso contando que no dieran de baja el fútbol durante el verano. No es una cifra descabellada, pero cualquier dato por debajo de ése rozaría la catástrofe ya que perderían más dinero por el fútbol que antes y abonaría el terreno para subidas de precio.

Sin embargo, Orange tiene otra ambición que no es solamente económica, se trata de superar en abonados a Vodafone TV. Y este objetivo sí que lo tiene crudo, pues debería atraer a 3,5 de cada 4 aficionados de Vodafone para cambiarse. Aún contando que todos los que tienen fútbol en el operador rojo se fuesen, esa cifra es demasiado ambiciosa para lograrla solo con deportes. Y la alta inversión en ellos les limitará para gastar en otros contenidos.

Las cuentas de Movistar

Movistar ha pagado mucho por los derechos futbolísticos. Tanto, que nuestra calculadora china comienza a marearse, la pobre no está acostumbrada a tener cifras tan altas en su pantalla. Y es que se estima que el «agujero» que les deja Vodafone podría llegar hasta los 400 millones de euros. Pero debemos proseguir y le ponemos pilas nuevas para continuar haciendo cuentas.

Para cubrir ese agujero que mencionábamos, Movistar debe ganarse a 3,6 de cada 4 abonados al fútbol que ahora se encuentran en Vodafone. Si esto no fuera ya difícil, además tendría que suscribirlos a un paquete con un coste sensiblemente superior al que ya pagan actualmente, pues si se desea tener todos los partidos por Telefónica, la factura se aúpa a 125€ mensuales, muy por encima incluso de los 100€ de aquel Vodafone One Fútbol, ahora descatalogado. Y seguiría faltando la Liga 123. Igual que en Orange, se han hecho las cuentas suponiendo que no se bajase de paquete durante el verano.

Viendo que las cifras no ayudan y que muy probablemente no esperaban esto en las oficinas de Gran Vía, no es de extrañar que se estén preparando paquetes especiales para la captación de esos abonados, que se antoja difícil, pero los márgenes irán muy ajustados. Y eso no solo salpica al fútbol pues las renovaciones de Moto GP y varias ‘Majors’ de cine están al caer, por no mencionar la inversión en series, si bien el canal #0 podría sostenerse sin tanto problema.

Las cuentas de Vodafone

Todos nos sorprendimos de su renuncia al fútbol. Incluso en Neeo no contábamos con que esto fuera a pasar. Algunos de nuestros redactores aún piensan que solo es ‘enseñar los dientes’ para rebajar el precio. Pero cuando comenzaron los envíos de SMS a los suscritos a Vodafone Sport nos dimos cuenta que no era una pesadilla.

Aunque la decisión nos dejase aturdidos, mirando fríamente los datos, es precisamente Vodafone la que más fuerza tenía para poder dar el paso, ya que solo 400.000 de sus abonados están pagando por el balompié. Dicho de otra manera, por cada suscriptor del fútbol, hay 2,3 que no lo son. Han tenido la suerte de heredar la base de abonados a ONO, que no eran muy «deportistas» que digamos, unido a saber llegar a acuerdos clave en ficción con Netflix y HBO a los que ahora se suman Movistar Series y Movistar Estrenos.

Los rojos saben que van a bajar y lo tienen admitido. Pero pueden salvar los muebles si retienen a 1 de cada 4 aficionados, si bien no sería la panacea ya que sus ingresos se resentirían al ser abonados de alto gasto. Pero aún queda un as bajo la manga y es que si los sobrecostes del fútbol en sus competidores obligan a subir precios, tendrían mucha más libertad para ofrecer paquetes atractivos de series y cine. Para el presente estudio y en los datos anteriores hemos supuesto que todos los «futboleros defraudados» se van y que no entra ningún abonado nuevo.

¿Y ahora qué?

Estimado lector, si has llegado hasta aquí ya te habrás dado cuenta de una cosa: no hay manera de que encajen todas las cuentas. Aunque el total de  futboleros se fuesen de Vodafone a otros operadores, no pueden irse a Movistar y Orange a la vez. Por tanto, al menos una de las dos no va a cumplir previsiones. Peor aún, las circunstancias pueden ser aún más dolorosas si estos se reparten entre ambos ya que ninguno llegaría a objetivos. Sería como un partido entre dos equipos que luchan por la permanencia pero que consiguen un empate que no satisface a nadie. Cuantos más de ellos retenga Vodafone, más difícil será que los otros dos alcancen sus metas.

Y recordemos que Movistar ha firmado por un trienio completo, pero Orange tiene el recurso de cambiar su elección de canales Premium una vez por cada año y puede bajarse del fútbol si no va bien. Es el operador azul el que ve las cosas más marrones. Por su lado Vodafone corre el riesgo de dejarse demasiados abonados que les hicieran perder músculo de cara a futuras negociaciones y deberá reforzar en todo caso las demás temáticas empezando por ficción, lo cual conlleva gastos.

En este punto, le damos descanso a nuestra calculadora china y les preguntamos: ¿Qué apuestan ustedes que va a suceder?

Rubén Mediano

En este artículo

Iniciar conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

9 comentarios

  1. miguel Responder

    Qué forma de redactar tan informal. Parece una conversación de bar.

    1. Raúl Responder

      Mejor redactar así, de este modo lo entendemos todos, clarito como el agua.

    2. Eugenio Responder

      A mi me parece muy clara, y de Bar tiene más bien poco.

  2. Man63 Responder

    A mí me a encantado no como otros periodistas que no sabes ni lo que pone NY lo que quiere decir

  3. Silvino Responder

    De momento me quedo en el rojo, porque más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer

  4. Roberto Responder

    Creo que la decisión de Vodafone aunque arriesgada es correcta. En algún momento tiene que pararse la burbuja del fútbol sobre todo en un país en el que el grueso de la población tampoco está dispuesto a pagar por ello.
    Será interesante ver como evoluciona la cosa.

  5. Tere Responder

    Me abone a Vodafone por el fútbol y no pienso cambiar ,aunque no lo transmitan. Estoy contenta con otros contenidos.

  6. ShuRk Responder

    Yo sinceramente creo que la baja de Vodafone en fútbol se va notar más el próximo año, cuando no emitan nada de nada y va salir beneficiado orange, porque sus cuotas son mas baratas que en movistar y como siempre pasa el consumidor va a lo más barato (o eso creo).

    Un saludo.

  7. ANTONIO Responder

    Pues con la campaña tan agresiva que ha lanzado Movistar para portabilidades de otras compañías va hacer daño a Vodafone. Yo ya he pedido hoy el cambio con todo el futbol y el cine y unos 30 eurazos menos de lo que pago en Vodafone.